La Contemplación. Un camino de aprendizaje continuo, tomado aquí como un ejercicio desde el hacer, donde el material adquiere un valor y una belleza incalculable; un tesoro en las manos de quien crea, transforma, imagina y explora, sumergiéndose, inevitablemente, en un mundo de introspección donde la contemplación termina resonando en su autor, su creación y en quien la recibe, en su espacio y en quien la observa e interactúa con ella.

Kuan y cada uno de sus productos, nace desde un diálogo con el material intrínseco al amor hacia el y el hacer mismo; es un minucioso proceso en cada pieza creando objetos llenos de virtudes para armonizar tus espacios y enriquecer tus sentidos.

 

1
Hola!
¿En que podemos ayudarte?
Powered by